Piensa verde

Sufro de Ansiedad

Este es un tema que está surgiendo mucho últimamente y que es necesario que lo abordemos. El encierro en el que estamos por la cuarentena, los estímulos a los que antes estábamos acostumbrados; como por ejemplo: salir a trabajar, el tráfico, el corre corre diario; que ahora ya no lo tenemos porque debemos de cumplir con las medidas necesarias para que esta enfermedad no se expanda más; si bien es cierto este “corre corre diario” nos generaba cierto grado de estrés o ansiedad, ahora el ya no tenerlo nos genera igual de ansiedad

¿Por qué?

Porque fue un estímulo en el que estábamos acostumbrados a estar y que ahora, de un día para otro, ya no lo tenemos, y a esto le agregamos el quedarnos en casa con la expectativa de qué pasara, hasta cuándo estaremos así, las estadísticas de contagios son más altos, qué hago ahora, “se me están acabando las series de Netflix para ver” genera aún más estrés y ansiedad.

No lo voy a negar, yo he estado en ese punto en donde digo “ya me está afectando estar encerrada tanto tiempo”. Y es que no lo podemos evitar, así como un antiguo amigo llamado Aristóteles decía, nosotros somos seres sociables por naturaleza. Que necesitamos de un contacto con las demás personas, necesitamos verles, de platicar, es decir, nacimos para ser sociables y por ende convivir. Pero este es un momento en el cuál no podemos darnos el lujo de la “sociabilidad”. Esto por el bien, no solo de uno mismo, sino también por el bien de los demás. Aún así, entre más tiempo pasa parece que la ansiedad y desesperación aumenta cada vez más.

Y por eso hice este artículo, para hablar sobre la ansiedad, qué es y por qué se da. Lo hare como un paso a paso, primero desmenuzar su significado y luego de conocerlo, saber entonces cómo lo podemos manejar en el artículo siguiente.

#LaAnsiedad:

Bueno, la ansiedad se caracteriza por la sensación de que algo va a suceder, ya sea algo peligroso, algún problema o algo que se siente una amenaza o problema para mi integridad física o emocional, que no necesariamente conozco o estoy acostumbrada a percibir o sentir. Es decir, que puede ser algo totalmente desconocido o conocido por nosotros, por lo tanto, nuestro cuerpo puede entrar en un estado de alerta y alarma donde comienza a reaccionar ante este estimulo de manera física y psíquica.

Tratemos de explicar esto: reacciones físicas, porque comienzas a darte cuenta que puedes estar “sudando en frio” (o únicamente sudando), el cuerpo comienza a tensarse o agitarse, el ritmo cardiaco comienza a aumentar y eso puede hacer que la respiración se dificulte y exista hiperventilación, esto es porque el cuerpo comienza a generar una serie de adrenalina porque se está preparando para lo que puede venir (es decir, a eso que nos está provocando ansiedad); por otro lado están las reacciones psíquicas que son todas estas sensaciones con las que la ansiedad viene acompañada, es decir, por angustia, miedo, preocupación, etc. que pueden ser leves o intensos.

Recordemos que…

cada cuerpo es diferente y puede reaccionar y comportarse de diferente forma frente a la ansiedad; así como puedes experimentar todos los síntomas que comente en el párrafo de arriba, puede que también experimentes únicamente algunos de ellos. Lo importante es que logres identificar y reconocer que estás teniendo alguna crisis de ansiedad y que es necesario trabajar en ella. La ansiedad puede ser normal frente a situaciones estresantes. Pero también puede salirse de lo normal si no logramos controlarlo o no tratamos de manejarlo de manera adecuada. Por lo tanto esto puede afectar nuestro diario vivir y afectar la calidad de vida que llevamos.

Si sufres de ansiedad en estos momentos de encierro y de la expectativa de no saber qué pasara, yo quiero decirte que no estás solo o sola, muchas personas sufrimos de esto también y el estar encerrados e imposibilitados de interacción social (de manera presencial) puede que este sentir aumente un poco más. Cierra tus ojos, Respira profundo, ya verás que esto pasará.

En el artículo siguiente hablare sobre cómo podemos manejar la ansiedad, estén atent@s!

Un abrazo virtual 🤗

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *